Menú Principal

Cáncer Cervicouterino

El cáncer cervicouterino (CU) se produce cuando las células del cuello del útero crecen y se multiplican sin control, pasando más allá de una larga etapa precancerosa, para finalmente invadir los tejidos adyacentes y producir invasión a distancia. La etapa precancerosa ofrece la oportunidad de pesquisar estas alteraciones y tratarlas oportunamente, con métodos sencillos y con 100% de posibilidades de curación.

Cualquier mujer puede evitar desarrollar cáncer cervicouterino si cumple con las recomendaciones para la detección precoz. Cuando el cáncer es detectado en etapa temprana, las probabilidades de un tratamiento curativo aumentan significativamente.

Síntomas

Puede variar de una mujer a otra, los más frecuentes son:

Sangrado vaginal abundante.

Sangrado vaginal con las relaciones sexuales.

Sangrado vaginal entre los períodos menstruales.

Estos síntomas pueden no ser causados por un cáncer, pero si presentas alguno de ellos por más de 2 semanas, consulta a tu médico.

Factores de riesgo

La Infección por Virus de Papiloma Humano (HPV)  es un virus de transmisión sexual, una mujer infectada tiene mayor riesgo de cáncer CU.

Haber tenido varias parejas sexuales o una pareja que haya tenido varias.

Inicio precoz de relaciones sexuales.

Infección por virus de inmunodeficiencia (HIV).

Inmunodeficiencia: mujeres con defensas bajas, ya sea por antecedentes de trasplante de órgano, quimioterapia o uso crónico de corticoides.

El examen recomendado para la detección precoz es con el Papanicolaou (PAP). Este examen analiza células de las zonas en donde se inicia la transformación precancerosa, que puede llevar a un cáncer. Este examen debe hacerse anualmente, y cualquier anormalidad debe ser estudiada por un especialista gineco-oncólogo.

¿Cuándo realizarse un PAP?

Toda mujer debe iniciar sus controles con PAP a no más tardar un año del inicio de sus relaciones sexuales, y continuar haciéndolo anualmente.

Mujeres de 70 años o más con tres resultados consecutivos normales y sin resultados alterados en los últimos 10 años, tienen muy bajo riesgo.

¿Qué puedo hacer para disminuir mi riesgo?

Sigue las recomendaciones de chequeo regular con Papanicolaou anual y ante cualquier síntoma, consulta a tu médico.

Evita conductas sexuales de riesgo.

Evita contagio de enfermedades de transmisión sexual utilizando preservativo.

Aun así, el uso de preservativo no elimina totalmente el riesgo de infección por HPV, debido a que este último se contagia a través del contacto de la piel durante la actividad sexual.

Tamaño de Fuente