Menú Principal
30 de Octubre de 2018

Sector Salud refuerza prevención del ACV

El ACV en nuestro país es la principal causa de muerte y segunda causa de discapacidad en adultos a nivel nacional por ello, los Programas de Salud Cardiovascular y de Entornos Laborales Saludables (ELS),  de la Secretaría Ministerial de Salud de Magallanes, con la colaboración del Servicio de Salud Magallanes, Hospital Clínico, equipo del Plan de Demencia del Sector Salud y la Carrera de TENS del Instituto Santo Tomas, realizaron una jornada con motivo de la conmemoración del Día Mundial de la Prevención del Ataque Cerebro Vascular (ACV), destinada a trabajadores de diversas empresas, funcionarios de instituciones públicas y personal de salud.

Esta jornada, que contó c reunió a más de 60 personas de diversas instituciones, quienes pudieron recibir información, realizarse el Examen de Medicina Preventiva (EMPA) y efectuar consultas en dos exposiciones de interés.

La primera ponencia fue realizada por el neurólogo del Hospital Clínico de Magallanes, Dr. Javier Gaete, quien anualmente apoya la realización de estas capacitaciones al abordar la temática de Prevención del ACV. En tanto la segunda fue realizada por el Químico Farmacéutico y encargado de la Unidad de Profesiones Médicas y Paramédica de la SEREMI de Salud, D. Eduardo Castillo, quien expuso a los presentes sobre “La Drogas en el Cerebro y sus Efectos”.

El ACV en nuestro país es la principal causa de muerte y la segunda causa de discapacidad en adultos a nivel nacional. En Magallanes estos ataques cerebro vasculares también se encuentran entre las primeras causales de mortalidad y ocurrencia.

El neurólogo Dr. Javier Gaete señaló que “es muy relevante la instancia que nos da la SEREMI de Salud al equipo de neurología del HCM para hacer difusión hoy en el Día Mundial del Ataque Cerebro Vascular (ACV) a la comunidad, porque es la principal causa de muerte y de discapacidad en los adultos. Es una enfermedad en la que el tiempo es fundamental. Es muy importante que las personas conozcan los síntomas para que rápidamente puedan derivar o enviar a las personas a los centros de atención donde hay sistemas que funcionan las 24 horas del día desde el 2013, como es el Código Ataque Cerebro Vascular, que en nuestra región funciona con dos criterios: la presencia de cualquiera de los tres síntomas, parálisis de la cara, perdida de la fuerza de un brazo o la perdida de la capacidad de hablar o comunicarse; y que lleve menos de 4 horas y medias desde el inicio de los síntomas, los que tienen prioridad absoluta en la atención en cualquier nivel de la red de salud”.

Para el neurólogo el foco de la atención se sitúa en la detección oportuna del accidente a través del reconocimiento de los principales síntomas y también en el control de factores de riesgos que son las enfermedades crónicas no transmisibles.

Agregó que “es muy importante difundir los factores de riesgo, enfermedades que cuando están presenten y no se tratan, o se tratan inadecuadamente, pueden terminar años después en algún tipo de ACV. Entre las más importantes se encuentran la hipertensión arterial, diabetes, colesterol alto, vida sedentaria, obesidad, el consumo excesivo de alcohol y el tabaquismo”, agregando que hacia estas enfermedades y factores es a las que tienen que estar dirigidas todas las acciones para prevenir que el ACV se manifieste.

En tanto, la Encargada del programa de Salud Cardiovascular de la SEREMI, enfermera Janet Vrsalovic, destacó la importancia de la consulta precoz y la realización del Examen de Medicina Preventiva (EMP), que es gratuito para los beneficiarios de FONASA inscritos en los Centros de Salud Familiar e ISAPRES. Este examen busca identificar los principales factores de riesgo cardiovasculares y alertar para generar cambios en el estilo de vida o detectar en forma oportuna una enfermedad crónica antes de que aparezcan los primeros síntomas.

Código ACV
En el marco de su exposición, el Dr. Javier Gaete explicó que hay tratamientos que están implementados en el Hospital Clínico de Magallanes, como es el caso de la trombolisis, que consiste en disolver un coágulo que tapa un vaso sanguíneo, y con eso recuperar el flujo sanguíneo. “En el caso de las hemorragias, también es muy importante instaurar acciones lo antes posible, como bajar la presión arterial. Esto busca prevenir que ese evento termine en muerte o en una discapacitada grave”, detalló el facultativo.

Respecto el Código ACV, que considera la atención de pacientes con los tres síntomas de ACV en un plazo máximo de cuatro horas y media desde su inicio, informó que desde noviembre de 2013 hasta la fecha se ha atendido en el Hospital Clínico de Magallanes (HCM) a 680 personas y se han realizado 136 trombolisis.

“Este número nos convierte, en relación a nuestra población, en uno de los centros de salud (Hospital Clínico de Magallanes) con más trombolisis efectuadas a nivel nacional. Respecto a Puerto Natales tenemos en funcionamiento desde julio de este año la atención de accidentes vasculares a través de la telemedicina, que es evaluar el scanner realizado en el Hospital de esa localidad a través de la imagen y el sonido, y determinar un diagnóstico para ver el tipo de tratamiento y si se hace o no hace trombolisis a través de esta tecnología”.

Acotó que si las personas requieren atenciones de mayor complejidad posteriormente son derivadas al Hospital de Punta Arenas. Hasta la fecha se han efectuado dos trombolisis en la ciudad de Natales, lo que convierte en el segundo centro asistencial a nivel nacional en disponer de una plataforma de teleasistencia para un hospital de su red.

Antecedentes
El 2016 los Indicadores de Salud en Chile muestran que la primera causa de mortalidad por grandes grupos de enfermedades son las cardiovasculares, con una tasa de 154,73 x 100.000 habitantes. Si observamos la mortalidad por grupo específico de causa cardiovascular, son las enfermedades Cerebrovasculares con una tasa de 46,38x 100.000 habitantes, seguidas de las isquémicas del corazón, con una tasa de 44,83x 100.000 habitantes, las de mayor prevalencia.

Si lo comparamos con nuestra región, la primera causa de mortalidad por grandes grupos de enfermedades siguen siendo las cardiovasculares, con una tasa de 192,69x 100.000 habitantes y la mortalidad por grupo específico de causa cardiovascular de mayor prevalencia, son las enfermedades isquémicas del corazón, con una tasa de 59,80x 100.000 habitantes, y las enfermedades Cerebrovasculares con una tasa de 48,93x 100.000 habitantes. Las tasas de mortalidad por ACV entre hombres y mujeres son casi similares, siendo un poco mayor en mujeres con un 49,82x 100.000 habitantes y un 48,09 x 100.000 habitantes en hombres.

¿Qué es un ataque cerebral?
Un ataque cerebro vascular (ACV) es una emergencia médica, que ocurre cuando se interrumpe el suministro de sangre al cerebro o cuando existe un sangrado en el cerebro. Puede ocurrirle a cualquier persona y de un momento a otro, independiente de su edad, sexo o raza. No obstante, existen factores de riesgo que hacen aumentar la probabilidad de padecerlo.

Medidas de prevención
Para prevenir el ataque cerebral es recomendable que siga las siguientes precauciones:
• Consumir menos sal.
• Bajar la presión arterial y tenerla controlada y bajo tratamiento cuando corresponda.
• Tratar y controlar toda enfermedad cardíaca: arritmias, enfermedad de válvulas o de las arterias coronarias.
• No fumar.
• Moderar el consumo de alcohol.
• Practicar actividad física regularmente (1 hora, 3 veces por semana).
• Bajar la glicemia (azúcar en la sangre), en particular si hay antecedentes familiares de diabetes.
• Disminuir los niveles de colesterol si están elevados.
• Evitar el exceso de peso (no usar medicamentos para bajar de peso, ni drogas estimulantes).

FUENTE: Comunicaciones SEREMI de Salud Magallanes